Dibujo_13782988752

11 ene Entrevista en la Cadena COPE a Ana Luisa Sánchez Rodríguez, abogada de AESTIMATIO ABOGADOS, sobre la viabilidad de la vigilancia de los maltratadores a la salida de prisión

A pesar de estos datos, el Secretario de Estado par la Seguridad Social, ha anuniado que el Gobierno, prevé poner en marcha, entre septiembre y diciembre, una norma según la cual, los maltratadores condenados serán vigilados de tres a cinco años después de su salida de la cárcel.

La medida puede resultar vital para muchas de las víctimas, sin embargo, los expertos, con los medios de que se dispone actualmente, se cuestionan su aplicación.

 

A primera vista, y con los medios de que disponemos actualmente, no parece factible que la policía pueda hacerse cargo de esa labor, porque los funcionarios destinados a proteger y prevenir la violencia de género son muy escasos. A nivel central hay unos 600 funcionarios destinados a esa protección y asistencia y, por ejemplo, en Madrid, unos 110 destinados a esta función”, explica a la CADENA COPE Beatriz Potes, Secretaria Nacional de la Mujer de la Confederación Española de Policía.

 

El policía “además de atender al cumplimiento de las medidas penales que afecten a las mujeres maltratadas, tienen que atender las civiles, como acompañarlas, por ejemplo al juzgado donde a veces pasan hasta 4 horas con una sola mujer. Eso con una víctima, así que teniendo en cuenta que tienen que atender en muchos casos a más de 100, es evidente que los funcionarios y los medios son, actualmente muy escasos y para que el sistema funcione tiene que estar completo en todos sus ciclos”, prosigue Beatriz Potes.

 

Con datos de la Memoria de la Fiscalía, hay en España 106 juzgados de violencia de género que reciben 128.000 denuncias, con lo cual a cada juzgado le corresponden 1.207, más de tres cada día.

Ante la posibilidad de que tengan que ordenar vigilancia para los maltratadores cuando salgan de la cárcel, José Luis Requero, juez de la Audiencia Nacional y miembro de la Asociación Profesional de la Magistratura, asegura a la CADENA COPE que “no queda más remedio que plantearse si hay medios para hacerlo posible. El BOE no soluciona los problemas en esta vida. Aunque la apuesta sea buena, si requiere una serie de medios y no se ponen, no sirve de nada el BOE. Por tanto, si se prevé que en el futuro los jueces tengamos que hacer un seguimiento de miles de personas, maltratadores, habrá que establecer los medios que permitan llevar un control eficaz”.

 

“En el tema del maltrato – prosigue el juez Requero- yo me pregunto si está todavía pendiente una indagación de las causas profundas de este tema, porque estamos poniendo remedio en la persecución y en el castigo, pero habrá que ver dónde están las raíces”.

Una cosa es que el poder político crea cumplida su misión con el BOE, pero la realidad es que las consecuencias tengamos que asumirlas los jueces” continúa diciendo.

Si se hace una vigilancia a miles de condenados durante años, si no se ponen medios, no sirve para nada”, concluye José Luis Requero, juez, miembro de la Asociación Profesional de la Magistratura.

A todo esto, las mujeres maltratadas tienen la necesidad y el derecho a ser protegidas. “Cualquier mujer maltratada puede solicitar una orden de protección el en juzgado, incluso aunque no haya interpuesto una denuncia contra el maltratador”, explica a la CADENA COPE Ana Luisa Sánchez Rodríguez, abogada penalista de Aestimatio Abogados.

 

“Lo aconsejable, sin embargo, continúa la letrada, es que interpongan la denuncia correspondiente porque tendrá más posibilidades de que el juez firme la orden de protección que si no lo hace”.

“Los maltratadores que violan una orden de alejamiento, deben saber que se lo puede detener y poner a disposición judicial y que el juez puede meterlo en prisión”, continúa diciendo la abogada penalista que recomienda a las mujeres maltratadas que además de interponer denuncia, acudan a un centro hospitalario para que hagan el correspondiente parte de lesiones que será determinante a la hora de concederle la orden de protección.

Cope.es